JS Blinker - шаблон joomla Создание сайтов
 español  ingles

LA ESCUELA REPUBLICA DE COLOMBIA EN CENTRO HABANA.

No menos de cinco Embajadores han pasado desde entonces por la Sede Diplomática de Colombia en Cuba.Y, salvo un "prieto que fue el primero dentrellos" y Gustavo Bell Lemus, ninguno se ha preocupado por este espacio simbólico de Colombia en La Gran Antilla.La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas sentadas, tabla e interior

Por: Moises Pineda Salazar. - Colaborador - Había llegado a la Sede del Gobierno Provincial de La Habana y, por esas reglas que me han impedido entrar a conciertos y a edificios públicos en Colombia, al andar vestido con  bermudas, debo quedarme sentado en la sala de recibo del lugar a la espera de que la persona encargada baje a atenderme. En lo posible. Nadie me explica por qué las mujer pueden mostrar sus piernas y los varones no.La imagen puede contener: 1 persona, planta y exterior

Discriminación  a leguas, y sin quien nos defienda. La verdad es que  los maestros de "la vieja escuela" tenemos una forma de hacer y decir que nos diferencia y nos hace visibles, inconfundibles en todas partes. Somos como miembros de una Logia Secreta que intercambiamos señales al saludar, al mirar, al hablar, al caminar, que nos permiten identificarnos los unos,a los otros. Una docena de maestras, ocupan conmigo el pequeño recinto y, cuando menos lo esperábamos ya estamos conversando sobre asuntos escolares. Ellas piensan que soy cubano. No es la primera vez que esto me pasa, unas veces para bien, otras para terminar metido en problemas.  Sin embargo,  yo aprovecho mis conocimientos sobre las escuelas del Municipio Centro Habana para "seguirles la corriente", hasta cuando, al mencionar el nombre de la Escuela Republica de Colombia, ubicada en ese Municipio, sobre la Calle Reyna entre Escobar y Lealtad, a la pregunta de "profe, ¿Usted es el que viene a trabajar con nosotros en las escuelas de Centro Habana?", me veo obligado a debelar la estratagema y a confesarles que si bien soy educador como ellas, no soy cubano, que soy un extranjero. Que soy colombiano. .- Pero, dijo una de ellas, se ve que conoce bien la Escuela Republica de Colombia... A fuer que si...Aún recuerdo que hace veintiséis años, en medio de las estrecheces del llamado "periodo especial", siendo Secretario de Educación durante la Administración de Gustavo Bell, visité aquel establecimiento que por entonces amenazaba ruinas. Tanto que las escaleras carecían de pasamanos y, a la observación de que algún chico podía caerse por ellas, el entonces director me enseñó la primera lección del autocuidado  escolar que recibí en mi vida: "ellos saben que si se caen de las escaleras, se pueden morir. Por eso ni corren, ni se empujan, ni juegan en ellas..." Años después, la recordaría, como una lección no aprendida, el día en el que la balaustrada del segundo piso del Colegio Francisco Josè de Caldas en el Municipio de Soledad, cedió y se vino abajo con el resultado de una víctima fatal al conjugarse la precariedad de aquel elemento, el mal estado del mantenimiento y la imprevisión de la muchachada que se divertía despreocupadamente encima de ella. En aquel año al que me referí, de 1993, se hizo una colecta entre los funcionarios de la Secretaria Departamental de Educación para llevar a la Escuela Emblemática de Colombia en Centro  Habana, treinta dotaciones completas para igual numero de estudiantes varones de quinto grado. Cada dotación estaba compuesta por tres pantalones en tela de Jean, tres camisetas en franela tipo polo, un par de zapatos, un par de sandalias, un cinturón y, para cada estudiante, un pequeño bolso de tela con un kit escolar conformado por tres libretas rayadas, una con doble rayado, una cuadriculada, tres lápices negros, un lápiz de color rojo, una caja de lápices de colores, un sacapuntas, transportador, regla, compás y una goma borrador. Mucho costó transportar todo aquello y mayor fue la frustración cuando la carga me fue decomisada en el Aeropuerto Internacional Josè Martí por funcionarios aduaneros a pesar de Certificaciones, Cartas de Presentación y Facturas. Argumentaban, como excusa, que "las donaciones de solidaridad" debían ser entregadas a uno de los centenares de institutos que suelen inventarse en estos países latinoamericanos La imagen puede contener: 1 persona, planta y exterioren donde para cada problema hay una solución, para cada solución un Ministerio y para  cada Ministerio un Ministro acompañado por la respectiva fronda burocrática en la que suele perderse de todo. No fue la excepción, ese caso. Luego de reclamos, oficios, cartas y llamadas, lo único que se pudo determinar es que a la Escuela Republica de Colombia jamás llegó una sola prenda, una sola de aquellas expresiones de solidaridad de los funcionarios de la Gobernacion del Atlántico, a no ser porque, habiendo guardado las consideraciones del caso, el Himno, el Escudo Nacional, el Mapa y la Bandera de Colombia, iban en mi equipaje de mano y pude entregarlos personalmente al director escolar en la oportunidad que he descrito. 1.- Me consta, dijo una de las profesoras que me acompañaban en la antesala del edificio de Gobierno Provincial. Doy fe, porque hace veinticinco años mi hijo estudiaba en esa Escuela y recuerdo lo del himno, el escudo, la bandera y los comentarios que se hicieron sobre las ayudas que nunca llegaron. No menos de cinco Embajadores han pasado por la Sede Diplomática de Colombia desde entonces. Y, salvo un "prieto que fue el primero dentrellos"- dice la vicerrectora- y Gustavo Bell Lemus, reconocido por sus ancestros cubanos, sus visitas frecuentes al colegio y las actividades culturales y protocolarias a las que vinculaba a la Escuela y a su profesorado durante los La imagen puede contener: una o varias personasaños en los que estuvo al frente de la Misión Diplomática, el resto de Ministros Plenipotenciarios, Primeros, Segundos y Terceros Secretarios, de tantos o más asuntos de interés para ambos países, Cónsules y Vicecónsules, ninguno de ellos, se ha preocupado por este espacio simbólico de Colombia en La Gran Antilla. Dos años,largos estuvo cerrada la Escuela República de Colombia y ahora, cuando ha reabierto sus puertas para los 287 estudiantes desde el pre- escolar hasta el sexto grado, de la presencia de Colombia,  solo se registra el nombre. Tal vez, el hecho de que nuestro Gobierno tenga en La Habana un Embajador para pagar favores políticos  y no para fortalecer y acrecentar una relaciones diplomáticas que por razones ideológicas  se desprecian y subvaloran, explique que luego de un año de haber sido nombrado, el Jefe de la Delegación Colombiana no haya hecho presencia en esta Escuela para llevar- aunque solo fueran esos- los elementos simbólicos de nuestra nacionalidad, nuestras historias comunes, nuestro orgullo, nuestra raza, los elementos de la colombianidad. Por supuesto que, si tal motivo no mueve ni conmueve a la burocracia de la Embajada de Colombia en Cuba, mucho menos se va a sentir comprometida esa fronda para dotar a esa institución educativa de una biblioteca, mucho menos para entregar computadores, tablets o material informático;  ni siquiera para proveer veinte galones de pintura que engalanen la  fachada de la edificación que anuncia la presencia de nuestra Patria, sobre todo cuando es proverbial que al Señor Embajador, cuando era Congresista en Colombia, el jugoso sueldo, las dietas y emolumentos  que percibía, no le alcanzaban para ponerle gasolina a su carro y a los de su familia. Ahora, cuando gana menos, menguada debe estar su bolsa y su disposición para honrar a  la Patria, menos en suelo ajeno. Caveant Consules.  María Teresa Barroso, Directora de la Escuela República de Colombia y su Vicerrectora Maura Carrazana. Patio interior de la Escuela República de Colombia donde estuvo izada nuestra Bandera Nacional. Rincón Martiano donde estuvieron los Escudos de Cuba y Colombia y un busto del Libertador Simón Bolívar. Aviso que anuncia la existencia de la Escuela Primaria República  de Colombia en el Municipio Centro Habana. Fachada de la Escuela República  de Colombia, sita en la Calle Reyna entre Escobar y Lealtad, en el Municipio Centro Habana. 

Aliados por la Creación del Parque Natural Región Caribe

La imagen puede contener: 9 personas, incluido Rafael Alberto Ladron de Guevara, personas sonriendo, personas de pie y traje

Con el propósito de crear un área protegida interdepartamental entre Atlántico y Bolívar que promueva la conservación del bosque seco tropical y de sus especies emblemáticas como el mono tití cabeciblanco, primate endémico del Caribe colombiano, los gobernadores Eduardo Verano De la Rosa y Dumek Turbay Paz se reunieron con los miembros de la familia Smiley, quienes durante cinco generaciones han administrado el Hotel Mohonk, situado en el corazón de la reserva natural que lleva el mismo nombre. 

Cooperación para Distrito de Innovación del Atlántico

El gobernador del Atlántico estará en el Silicon Valley, en San Francisco, acompañado del secretario de Informática y Telecomunicaciones de la Gobernación, Camilo Cepeda.  Con el propósito de conseguir alianzas que impulsen el proyecto de un Distrito de Innovación en Atlántico, el gobernador Eduardo Verano De la Rosa estará en el entre el 12 y 15 de diciembre en el Silicon Valley de San Francisco, Estados Unidos. 

Testimonio del Joven Ricardo Miranda Conmovió al Público en Gala Anual de Marc Anthony

Más de 600 asistentes a la quinta gala anual de la fundación Maestro Cares, en Nueva York, escucharon conmovidos el testimonio de Ricardo Miranda, el joven de 16 años que viajó 3.300 kilómetros desde Barranquilla para dar gracias a todos los que están haciendo posible una nueva oportunidad para quienes, como él, encontraron en el internado ‘Víctor Tamayo’ el hogar que sus padres no pudieron darles por circunstancias de la vida.

Alcaldes de Guayaquil y Soledad Coinciden en que Saneamiento Básico, Vías y Parques son Ejes del Desarrollo

No bastan obras de saneamiento básico y viales. La construcción de parques y espacios verdesfavorecen la unidad familiar, dijo el mandatario de la ciudad de Ecuador.  Durante el Foro Ciudad Metropolitana organizado por la Corporación Empresarial del Oriente del Atlántico, el alcalde de Soledad, Joao Herrera, intercambió experiencias sobre el desarrollo de ciudad con su homólogo  de Guayaquil, Ecuador, Jaime Nebot.