JS Blinker - шаблон joomla Создание сайтов
 español  ingles

LA ESTRATEGIA DE EDUARDO VERANO, RACHID NADER Y PEDRO LEMUS, PARA QUEDARSE CON LA RECTORÍA DE LA UNIVERSIDAD DEL ATLÁNTICO.

Por: JORGE VERGARA C.
Los rumores que nacieron, una vez Verano asumió la gobernación, pasaron de convertirse en medias verdades ahora si en irrefutables hechos. La costumbre política de manejar la Universidad Del Atlántico como un fortín, hace que nos recreemos cada 4 años con pasajes que muestran a los  gobernantes departamentales, definir de espaldas a la Universidad Del Atlántico, cual va a ser su derrotero.  Se la apropian como una dependencia mas del gobierno. Supimos que varios partidos y dirigentes  en la recta final de la campaña de Verano, cuando faltaba un minuto para definir quien ganaría el pulso entre él y Varela para quedarse con los gamonales aun sueltos que sacan provechos de la última hora, la Universidad Del Atlántico había sido sujeto del pacto de la gobernabilidad departamental.  Una vez hecho realidad la disputadisima victoria, pirrica y demandada, comenzaron a escucharse las primeras voces de desden hacia la rectora Rafaela Vos, que había llegado al cargo, como fruto de un gran acuerdo entre integrantes del Consejo Superior, gobiernos departamental y nacional. La rectora tenía pocos meses, y no se había tenido un dialogo con ella sobre su desempeño, cuando los "camisas rojas" de Eduardo Verano, un grupo de activistas militantes del Partido Liberal,  no sabemos si autorizados  o no, trasmitían la voluntad del elegido líder  de producir un cambio en el timón de UNIATLANTICO. 
La primera razón, era que la profesora Rafaela Vos había decidido su voto por Alfredo Varela como si la profesora hubiera hecho público el hecho, irrespetando lo secreto de su voto y tenga que salir a gritar que votó por Verano. Verano regresa a la gobernación y se reencuentra con dirigentes y funcionarios que le son conocidos, que le ayudaron en su campaña, lo que abre un espacio de mutuos e interesados coqueteos. Entonces, comienzan a cotizarse los que logran hablar con el gobernante. Así entra en escenas el ex secretario general Roberto Henríquezy el ex consejero Cristóbal Colón.  Simultáneamente comienzan a perfilarse los candidatos que están en el partidor rectoral, cada uno haciendo sus pronósticos ante el inobjetable cambio en la composición del Consejo Superior, con un relevo en la presidencia. Fue entonces cuando  se descubre el rostro partidista con la que definen los asuntos de la Universidad, y de una vez comenzaron a escucharse las primeras descalificaciones a los candidatos participantes para el cargo de rector de la Universidad, con frases banales,  ligeras y sueltas de Verano y sus amigos. Del doctor Carlos Prasca señalaron, que había llegado el instante de cobrarle por ventanilla, las "acusaciones temerarias" que el funcionario profirió con sustento irrefutable a la Secretaria de Educación de entonces Lilián Ogliastri, cuando Verano se despidió del primer mandato. Del biólogo, el doctor Salim Mattar, que no pertencía a la Universidad ni era del departamento, como si la paisa Ana Sofía Meza hubiera tenido vínculos con la institución la ciudad antes de llegar al cargo. Del doctor Rafael Castillo,  dijeron que la ministra no lo quería en la rectoría y Eduardo no estaba dispuesto a ir en contravía del gobierno nacional. 
También argumentaron que castillo tenía un apoyo debil en el consejo. Además que  se había dado un gran acuerdo , primero de vetos, entre la doctora Gina Parody y Eduardo Verano, que consistía en no elegir al doctor Castillo, por solicitud de la funcionaria y tampoco al  doctor Carlos Prasca por solicitud del gobernador. Con los días, comenzó a tomar cuerpo el propósito de barajar nuevos nombres y explorar nuevas alternativas eleccionarias, constituyéndose para ellos un grupo selecto de amigos del gobernador Verano para darle un  nuevo sentido al proceso de elección de rector. Cuentan que comenzaron con el mandatario a la cabeza, a tender puentes con la administración de justicia, para ponerle el "acelerador" a la demanda interpuesta por el profesor Juan Barrios, y hasta dieron pronósticos que para este mes ya se estaría resolviendo el proceso y eligiendo rector en propiedad. 
De igual modo, comentaron que en el pacto referenciado entre la doctora Gina Parody y Eduardo Verano, habían acordado que la profesora Rafaela Vos se quedara en el cargo, hasta que se nombrara un rector en propiedad y que el gobernador daría el nombre del nuevo rector. En esos desenlaces de la política mecanicista con la que quieren definir el proceso, entra a jugar el nombre del doctor Rachid Nader, avezado dirigente Liberal, que en el pasado proceso logró ser postulado por el ex gobernador Segebre, pero que la falta de requisitos le impidió participar del ejercicio. Lo que damos por cierto y es absolutamente irrebatible, que es con lo que no comulgamos, es que se haya constituido un grupo de activistas políticos de Verano, de funcionarios de su administración y ex funcionarios de la Universidad Del Atlántico, primero con la idea de tumbar el concurso y segundo para  allanarle el camino al candidato del gobernador, que es el Doctor Rachid Nader.  Nos parece vergonzoso el episodio, primero porque supone la quiebra de reglas de juego ya constituidas; segundo porque aplazan el proceso y vuelven mas angustiosa la espera en la definición del cargo; tercero porque busca apalancar a un funcionario con  menores réditos académicos y administrativos que escasamente podría cumplir las condiciones; y cuarto porque busca exaltar a una persona de cuestionable desempeño como rector de la Universidad Libre de Barranquilla, para designarlo rector de la universidad pública. No se puede seguir presentando a la universidad pública del departamento, como una universidad bananera, que sirva de pista de aterrizaje a personajes cuestionados. Los "doctos de la política y experto en universidad", que diseñan la estrategia con presagios de delitos, entre quienes están Pedro Lemus, el propio Rachhid Nader, Roberto Henriquez, Cristobal Colón y Bernardette  Morales tiene prefijado un cronograma que terminará abortando el proceso. Cuando el magistrado resuelva el caso, según ellos, ahí enseguida reanudaran el concurso vigente que está suspendido por una orden judicial, con el cual se irían a una votación de consejeros, que terminaría rechazando a los candidatos en contienda para justificar su falso veto. De acuerdo a la recomendación, el gobernador propondría en una sesión del Consejo Superior ir a votación, a la que  que luego de dos vueltas. dejarían fuera de fuego a los 3 candidatos que han esperado mas de un año la decisión. 
 Si Verano nombra en la gobernación a una persona sub judice, que tiene cuentas pendientes con su antigua institución y con la justicia, como Jefe Jurídico, esa es una decisión cuestionable que censuramos y si el tiene la facultad de hacerlo porque se trata de su feudo, que lo haga,  pero quedará visto como un  politiquero, tal  como se denunció en la campaña. Pero no puede un funcionario que salió de la Universidad Libre, cuestionado por el trafico de cupos con estudiantes de pregrado y post grados tal como lo delatan las grabaciones, después del "lavatorio" de Verano premiándolo con un cargo para hacernos olvidar sus faltas, que pueda asumir la rectoría de la Universidad Del Atlántico.  Lo que se busca no es  un habilidoso hombre de mañas, sino la que la Universidad consiga la democratización de su proceso rectoral.  Debe tener claro, el señor gobernador Verano, si el podría postular o votar por el Doctor Rachid siendo su subalterno, y si éstas pueden ser causales de un impedimento. O una inhabilidad. Es para aborrecer, que el doctor Rachid Nader, esté a la cabeza de fraguar la trampa que le harían a consejeros, candidatos y comunidad universitaria, para el montarse como rector, a nombre de un partido , de la mazonería y del senador Álvaro Asthon.