JS Blinker - шаблон joomla Создание сайтов
 español  ingles

LA URGENCIA DE LEER Y RELEER “EL VERBO DE LA URGENCIA” DE LA POETA MARIA MONTÉS

La imagen puede contener: 1 personaPor: Fabio Ortiz Ribon –Editor- Hacer la lectura de un buen texto, es ganar, es vencer el muro de algo desconocido hasta ese momento, es la revelación de algo nuevo. Una buena lectura vale la pena hacerla siempre, es la mejor inversión que podemos hacer de ese valioso tiempo que muchas veces sin tenerlo

de sobra, le dedicamos a una obra literaria. Para la Psicologa Laura Ortíz, es “darnos la oportunidad de conocer la vida desde otro punto La imagen puede contener: 2 personas, textode vista, e imaginarnos como hubiese sido tu si lo hubieses escrito, es cambiar las cosas que en algún momento es interesante cambiar” y vaya que si es darle prioridad a una realidad de cosas, de contextos donde involucramos: el estado de ánimo, reflejado en el descontento, la ira de una absurda situación, la melancolía como empaque que guarda celosamente de la amistad o el amor. Es por demás la lectura de un interesante libro, la apreciación de algo que nos revela el autor de cómo ve más allá de la simple mirada de los fenómenos. De allí que el lector una vez termina de hacer la lectura, puede convulsionar y entrar al mundo de la valoración subjetiva de los sujetos u objetos. No es en vano oír decirle a alguien “desde que leí ese libro mi vida cambió”, afirmación que guarda la invitación a la lectura de una mencionada obra. Es lo que he encontrado en La imagen puede contener: 1 personaEL VERBO DE LA URGENCIA de la poeta María Montés, una novel escritora nacida en Barranquilla. En su corta vida (solo 22 años) nos presenta un sinnúmero de actividades profesionales que me permito resumir: correctora de textos, facilitadora de clases de idiomas, gestora cultural, actriz, tallerista literaria y terapeuta. Su recién nacido hijo, EL VERBO DE LA URGENCIA es su primera obra al público pero sus textos han sido publicados en revistas como Latitud (Barranquilla), María Mulata (Barranquilla), Azahar (España), Filogicus (Nueva York), entre otras. Y periódicos como El Heraldo, ADN, El Muelle Caribe, La libertad, Por Esto (México). Ha participado en numerosos recitales, ferias y festivales en el Caribe y el interior del país; fue llamada a participar en la antología "Relatos para adolescentes" de Santa Bárbara Editores y en la antología poética Colombia-Bolivia "Zona Tórrida" de Fallidos Editores (Medellín). 

UN POCO DE LA VIDA DE LA AUTORA Y SU OBRALa imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas sentadas

Desde muy niña llamó la atención por su inquietud por la libertad. En su adolescencia corrió, combatió y sorteo escenas truculentas, cada anuario de su vida la vivió tan intensamente que estos mismos hechos le dan el bagaje para escribir con madurez. María Montés es una mujer rebelde de pensamiento desde siempre, hoy protesta desde las letras las injusticias por el deterioro del medio ambiente por ejemplo en el poema PLANETA DEL AL-ARDE, dice: “Buscan Sombras de árboles talados y de no sombrados/ por presumir una terraza ahumada. /Bestias se joroban, cubren sus cráneos, verdugo de latigazos y les desnuda la mitomanía lavada en sudor. /Lanzan maldiciones al sol y su brillo los curte más, claman a nubes por lluvia y arrasa el leviatán por falta de selva. Como esta pieza, encontramos en los 60 poemas que conforman el cuerpo de La imagen puede contener: 5 personas, personas sentadasEL VERBO DE LA URGENCIA, textos, frases, pensamientos y palabras que en la narración florida de la escritora nos envía el mensaje a una reflexión sobre el desaforado estado consumista en que se encuentra la sociedad. El desamor a la salud de la tierra, a un mejor tratamiento a la vida, criticando el estado suicida en que se deja arrastrar la persona. En si el existencialismo que hoy está inmerso el mundo de las personas, por no hacer un alto a su huida de la verdad. Dejo para los amantes a la buena lectura la invitación de tener en sus manos el poemario VERBO DE LA URGENCIA, pero eso si de una les comento -mejor les pido- una vez lo lean no tendrán la urgencia de guardarlo en su biblioteca, porque es un libro para releer y no para archivar, pues de verdad hay urgencia de ponerlo en mano de otra persona lectora para que experimente la agradable sensación de haber leído un buen libro.